En otros posts dedicamos un espacio a hablar de estilo urbano en la cocina. Una tendencia muy popular entre los amantes de la ciudad y las tendencias industriales en el diseño de interiores. Sin embargo, en otras ocasiones, lo que buscamos en nuestro hogar es una vía de escape a la vorágine urbana, un espacio que invite a la calma, la Naturaleza y la tranquilidad. Es en estos casos donde las cocinas rústicas entran en juego.

En GRUPO CASTRILLO hoy hablamos de este estilo clásico de cocinas que destaca por su ambiente sencillo y acogedor al mismo tiempo que luce por su versatilidad. ¿Te apetece adentrarte en el mundo de la cocina rústica?

1. MADERA: La protagonista

La madera es un material noble que nos transporta a la tranquilidad de la Naturaleza. Es ideal para cualquier acabado y también para la decoración. Por estas razones no es de extrañar que la madera sea la protagonista de las cocinas rústicas. Las maderas claras, como la de pino o arce generan luminosidad en la cocina y combinan muy bien con muebles blancos. La madera oscura es una opción perfecta si lo que queremos en dar un toque de elegancia a la cocina. Puedes rematar los frentes de madera de tu cocina con detalles en dorado, una tendencia muy actual.

2. RELACIÓN DE COLORES

Además del blanco que ya hemos mencionado, la madera combina con muchos otros colores ideales para una cocina rústica. El verde suele ser un color muy elegido porque potencia la conexión con la Naturaleza y aporta sensación de calma en cualquiera de sus tonos, aunque el pastel es el que más triunfa. También hay quien opta por el negro o el gris, colores que funcionan bien en cocinas amplias y que nos trasladan a otro tipo de entornos que tienen que ver con la piedra. Para los más atrevidos, un rosa pastel dará a la cocina un toque dulce y muy agradable en combinación con la madera.

3. NO TE OLVIDES DE LA LUZ

La luz es un elemento central en las cocinas rústicas que siempre buscan la iluminación natural. Los grandes ventanales o cristaleras se abren en las cocinas rústicas para dejar paso a la luz. Si no tenemos esta posibilidad, un buen diseño de luz artificial nos ayudará a crear el ambiente que queremos en la cocina. Podemos utilizar lámparas colgantes de mimbre o con diseños más industriales en acabados metálicos si no queremos abandonar de todo el toque urbano.

4. DETALLES AL GUSTO

Una vez elegidos los muebles que crearán el ambiente base de la nueva cocina es hora de complementarlo con accesorios. Unas cortinas de tela, decoración con motivos florales u otros elementos que refuercen el concepto de Naturaleza siempre irán bien en nuestra cocina rústica.

En GRUPO CASTRILLO te ayudamos a diseñar tu cocina rústica en Valladolid. ¡Contacta!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Después de escribir algún texto, pulse ENTER para iniciar la búsqueda ...