A la mayoría de los más pequeños les cuesta mucho comer verduras. No les gusta probar cosas nuevas y siempre prefieren un filete acompañado de patatas fritas que uno acompañado de verduras.

Por eso, sabemos que introducir tanto verduras como legumbres en sus comidas se convierte en un reto para todos los padres. Pero no te preocupes, te damos algunos truquillos para superar esta fase:

La mayoría de los niños dicen que no les gustan las verduras, cuando… ¡ni siquiera las han probado! Por eso, hay que enseñarles a que prueben todas las verduras antes de decir que no les gusta y que aprendan a saborearlas.

Un estudio realizado por la universidad de Cornell (EEUU) demostró que los niños consumen más verduras si éstas tienen nombres fantasiosos. Proponen llamar a las zanahorias como “zanahorias con visión rayos x”. O en vez de decir “brócoli”, llamarlos por “arbolitos”.

Introducir las verduras poco a poco en sus comidas e intentar que pasen desapercibidas es también una buena opción. Cortar muy finas las verduras y mezclarlas con alimentos que les gustan harán que se vayan acostumbrando al sabor.

Siempre es muy buena opción crear platos divertidos, con caras o con formas. A los niños les suele entrar las cosas por los ojos y no hay manera más divertida que convencerles para que prueben las frutas y verduras, que jugando. Aquí os dejamos el enlace de una chica noruega que crea platos muy divertidos.

Un buen truco es introducir a los niños en el mundo de la cocina, que empiecen a hacer sus pinitos como pinches de cocina, vean como se cocinan los alimentos, que los prueben… Si participan en la elaboración del plato, tendrán más ganas de probar el resultado. Y quién sabe, ¿igual son el nuevo MasterChef Junior?

Es importante que las verduras y las frutas se mantengan frescas. Así conservarán todas sus vitaminas y propiedades. En el cajón HydroFresh que incorporan los frigoríficos que os ofrecemos en Grupo Castrillo  de todas nuestras marcas, NEFF, SIEMENS, BOSCH, BALAY, WHIRPOOL o BUGATI  se conservan hasta el doble de tiempo. ¡Doble oportunidad para que los niños coman verduras!

Estos son algunos de los trucos que os aconsejamos. Ahora, ¡manos a la cocina y a divertirse cocinando verduras con los niños!

Con nuestros consejos esto será el antes........................
Con nuestros consejos esto será el antes……………………

 

 

............ Y este será el después
………… Y este será el después

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Después de escribir algún texto, pulse ENTER para iniciar la búsqueda ...